Lámparas que juguetean con las leyes de la física: luz, hielo y telas

Lámparas que juguetean con las leyes de la física: luz, hielo y telas

doodle_voltaEn un día como hoy en el que se recuerda el nacimiento de Alessandro Volta, uno de los pioneros de la electricidad junto a Thomas Alva Edison, hemos pensado en rendirle un pequeño homenaje citando dos noticias relacionadas directamente con la corriente eléctrica.

Precisamente, hoy se anuncia en varios medios digitales la presentación de dos lámparas realmente originales y vanguardistas, en las que se combinan materiales y formas de producción tradicionales, con ideas totalmente trasgresoras y aparentemente, absurdas.

¿Podría Volta imaginar que se acabarían creando artículos de iluminación hechos con hielo o soplados en una bolsa de tela? Probablemente, hubiera pensado que ambas ideas son disparatadas y estúpidas. Pero nosotros, visto lo visto, y confiando en el carácter experimental del propio Volta, preferimos pensar que apostaría por ambas y diría algo así como “con ideas locas se mejora el mundo y se producen avances“, más que nada, porque él mismo tuvo la loca y magnífica idea de inventar la primera pila o batería voltaica de la historia en 1800 y presentársela al mismo Napoleón Bonaparte. Gracias a sus ideas y las de su predecesor, Edison, podemos alumbrar nuestros hogares y alimentar nuestros dispositivos electrónicos diariamente.

lampara-bocci-maison-objet

Lámpara Bocci – Paco Escrivá Muebles

Pero centrémonos en las noticias que hemos seleccionado para hoy. A finales de enero se estrenaba en Maison&Objet 2015 una colección de lámparas presentadas por la marca de iluminación canadiense Bocci, quien ha querido jugar con el vidrio fundido, dándole forma con una tela de almohada especial, realizada en tela de cerámica, y por tanto, más resistente a altas temperaturas.

El cristal líquido caliente se sopla en las bolsas de tela, utilizando aire a presión. Este proceso de fabricación crea una forma ligeramente diferente cada vez. La serie de 73 de lámparas colgantes de esta firma tienen una apariencia similar a la de una nube, sobre todo cuando se cuelgan en racimos, y cuya textura superficial, nos recuerda a los pliegues y arrugas que ha dejado la tela en el vidrio durante su proceso de creación. En su interior, se ubica una fuente de luz LED que ilumina el vidrio y crea un brillo difuso que trasluce a través del material.

Según su diseñador, Omer Arbel (director creativo de Bocci), “Hay un misterio extraño que se produce cuando estas piezas están llenas de luz. Se convierten en algo completamente nuevo de formas evocadoras, que nos recuerdan al vidrio y a la tela. La fuerza del soplado del vidrio en la trama entelada hace que se pliegue y adopte formas inesperadas, por lo que cada pieza tiene su propio carácter. […] Ya estamos explorando otras manifestaciones y aplicaciones – específicamente un método de suspensión que posiciona las piezas en forma plana contra el techo, que me imagino que dará la impresión de un movimiento hacia arriba, con las luces que se encuentran, o atrapados por el techo”.

Por otra parte, os hablamos de una presentación más reciente, en este caso en la Feria del Mueble y la Iluminación de Estocolmo, realizada por las diseñadoras suecas Siri Bahlenberg y Sofía Bergfeldt, quienes han creado una lámpara con el nombre ‘Melt and Recreate’, haciendo alusión al material con el que está hecho su pantalla. En este caso, han utilizado el hielo, el cuál está pensado y proyectado para que se derrita lentamente en su molde para que se pueda volver a congelar y utilizar de nuevo. Dentro de esta inusual y efímera pantalla, ubican un sistema de iluminación con fibra óptica y luces LED, contenidas en un apartado metálico aislado separado del hielo. Este elemento se encuentra en la parte superior del molde de modo que el agua se congela alrededor de él, manteniéndolo en su lugar.

lampara-hielo-siri-bahlenberg-sofia-bergfeldt

Lámpara de hielo Siri Bahlenberg y Sofia Bergfeldt – Paco Escrivá Muebles

La pantalla moldeada con formas angulosas emite una luz muy suave, que va volviéndose cada vez más brillante conforme se va derritiendo y van deslizándose las gotas por su superfície. Sus creadores buscan transmitir también con este modelo de lámpara un concepto muy claro: el del ciclo del agua y el de la reutilización constante de un soporte que tras el deshielo de la pantalla, vuelve a albergarla y a congelar el agua para volver a crear otro bloque de hielo de la misma forma y tamaño, que podrá volver a ser insertada en el soporte de la lámpara.

Según comenta Bahlenberg y Bergfeldt, “querían crear una relación entre el usuario y el producto. Para que esta lámpara tenga una vida continua, el producto tiene que renacer y hay que comprometerse con él para hacer ese trabajo. Queremos despertar la reflexión y sensibilización sobre el consumo de los objetos cotidianos que a menudo se dan por sentados“.

Se tarda 10 horas para que la lámpara se derrita y otras 10 horas para que se vuelva a congelar, creando cada vez una diferente. Dependiendo de las condiciones ambientales, el hielo puede ser transparente o translúcido. Las dimensiones del molde de plástico están diseñados para encajar en un congelador de tamaño estándar. Bahlenberg y Bergfeldt diseñaron esta lámpara para que se convirtiese en una pieza central para una habitación y comentaron que: “Al igual que disfrutar de una chimenea, la lámpara aporta un elemento natural de la casa, que crea un ambiente relajante, tanto visual como con el sonido del goteo suave“.

Fuente: Dezeen Magazine

lampara-hielo-siri-bahlenberg-sofia-bergfeldt-4

Lámpara de hielo Siri Bahlenberg y Sofia Bergfeldt – Paco Escrivá Muebles

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. ACEPTAR